jueves, 31 de julio de 2014

Psicólogos... ¿un recurso para mí?


Cuánto desconocimiento hay de la labor que realizan los psicólogos!! Durante años he escuchado reticencias a acudir al psicólogo porque... "yo no estoy loco" o porque creemos que van a psicoanalizarnos y sacar cosas olvidadas de nuestra infancia. Mi gran fortuna es haber trabajado con 3 fantásticas psicólogas que me han enseñado el rigor, seriedad y utilidad de esta profesión y el gran recurso que supone para el bienestar de las personas.

Mónica Peralta CortegosoPara hablar de este tema me he querido acompañar de una gran compi, Mónica Peralta (@MonicaPeralta_), psicóloga y psicooncóloga con la que he trabajado y participado en diferentes proyectos. He aprendido muchísimo de ella y si tenéis la ocasión de participar en un taller suyo, ni lo dudéis!!!

Quizá una de tus dudas sea cuándo es recomendable acudir a un psicólogo. Debemos tener en cuenta que por el hecho de recibir un diagnóstico, tener una enfermedad o sentirnos tristes no tenemos porqué acudir a terapia psicológica. Mónica nos comenta que es aconsejable "cuando exista un malestar psicológico que se intensifica o se prolonga con el tiempo. Eso no significa que estemos mal de la cabeza, ni que seamos raros o débiles; en la mayoría de los casos todos los pacientes disponemos de recursos para el afrontamiento, aún así, existen momentos en los que podemos sentirnos incapaces de tomar decisiones, de comunicarnos, de pensar con claridad, de conciliar el sueño, de disfrutar...".

Pero, lamentablemente, el psicólogo no tiene una barita mágica con la que solucionar todos los problemas. Entonces, ¿cómo puede ayudarnos? Pues como bien dice Mónica, el psicólogo será un gran aliado tuyo que te orientará acerca de las estrategias más y menos eficaces para que puedas adaptarte a la enfermedad adecuadamente y mejorar tu calidad de vida. "Nos ayudará a aliarnos con nuestros recursos y a empezar a poner en marcha estrategias que favorezcan la adaptación y bienestar, acercándonos a la calidad de vida que buscamos". Estarás viendo que en esta relación psicólogo-paciente juegas el papel más importante.

El psicólogo no trabaja solo, no corre por nosotros, sino que te acompaña, orienta y ayuda a gestionar tus emociones proporcionando técnicas adecuadas a ti y a tu situación. 

¿Y en qué consistirá el apoyo psicológico? ¿Cómo trabajaremos juntos? Nos lo explica perfectamente Mónica:

Durante las primeras sesiones el profesional necesitará realizar una evaluación para conocer la situación y detectar las necesidades que se presenten. El resultado de esta evaluación, será compartido contigo y es cuando comienza el trabajo en equipo. A veces, solo será necesario una o varias sesiones orientativas, por ejemplo, para ofrecer pautas sobre cómo hablar con los niños, los padres, la pareja, sobre la enfermedad y nuestras emociones; en otras ocasiones se recomendará una terapia más continuada en el tiempo, fijando una serie de objetivos sobre los que previamente acodaremos trabajar (síntomas de ansiedad, depresión, alteraciones del sueño, estrés, inquietudes existenciales, etc.) A medida que vayamos trabajando sobre ello, iremos notando una mejoría y cuando ambos estemos de acuerdo en que se han alcanzado los resultados que se propusieron, después de unas sesiones más espaciadas y de refuerzo, nuestro trabajo con el psicólogo seguramente se verá concluido. Igualmente debemos tener en cuenta que esto puede variar, dependiendo del tipo de terapia. Si nunca antes hemos ido a un psicólogo no dudemos en preguntarle cómo vais a trabajar, pues lo importante es que te sientas cómodo y en confianza para poder obtener resultados óptimos que repercutan en tu calidad de vida. 

Y si eres familiar o cuidador de un paciente, no estás exento de poder necesitar un apoyo profesional para lograr un mayor bienestar emocional. En la conversación con Mónica me comentaba algo que estoy convenido que ya sabrás, la enfermedad cambia hábitos y prioridades de toda la familia, y suele generar situaciones de estrés. Por tanto, si tienes una gran carga emocional, Mónica te propone considerar acudir a un psicólogo que te ayude a manejar la situación y tus emociones.

Para dar lo mejor de ti es necesario mantener un estado óptimo 
y tu bienestar es muy importante. 

¿Dónde acudir para un primer asesoramiento? Muchos hospitales cuentan ya con un servicio de psicología, por lo que no dudes en preguntar para pedir cita. Y además, muchas asociaciones de pacientes cuentan con psicólogos que también te prestarán apoyo de forma gratuita. Como recomendación, te propongo acudir a profesionales especialistas en tu enfermedad ya que conocerán mejor tu proceso médico. No debo olvidar tampoco que existen muchas consultas privadas de psicología. No son gratuitas pero quizás te merezcan la pena por diferentes motivos como por ejemplo cercanía a tu domicilio o que las consultas se adaptan mejor a tus horarios.

Hay muchos más temas que tratar en este sentido pero eso lo dejamos para más adelante en la que abordaremos con Mónica cuestiones como las técnicas empleadas, algunos consejos prácticos o consideraciones en la relación paciente-psicólogo.

Para contactar con Mónica Peralta: 
peraltamonica1@gmail.com - Linkedin - Twitter



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada